Retórica - Su efecto puede mover masas

No hay una definición clara para la retórica. Algunos lo definen como arte, otros como ciencia. Ambas son correctas.

Read this article in: Deutsch, English, Español

Estimated reading time:3minutes

Retórica, el arte de la persuasión, también puede entenderse como una ciencia. El arte de convencer a las personaas de una idea propia y la ciencia de usar el lenguaje correctamente. La retórica se refiere al uso del lenguaje para convencer a los demás de su propia idea u opinión o para persuadir a alguien para que haga algo. Escribir un discurso de manera que logre el efecto deseado en el oyente.

Este arte ya estaba definido en la antigua Grecia. En caso de disputas, uno tenía que presentar su caso oralmente en el tribunal. Era importante formular los argumentos correctamente, para no tener problemas. Se desarrolló un sistema y se enseñó el arte de la retórica. La retórica aún es importante en la sociedad actual. Se imparte en institutos y especialmente en universidades. Todo el conocimiento del mundo no sirve de nada si no se puede transmitir ni replicar para el proposito de uno mismo.

Hay muchos discursos famosos que probablemente no habrían tenido el efecto deseado sin utilizar la retórica adecuada. Tomemos, por ejemplo, el discurso a la Cámara de los Comunes de Winston Churchill "Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor" durante la Segunda Guerra Mundial. A través de esta exageración, logra subrayar la urgencia necesaria de su preocupación. Deja claro al público que se necesitan grandes sacrificios para asegurar la supervivencia de la Commonwealth. En su discurso en el Sportpalast (en inglés), Goebbels también trata de persuadir a la gente para que haga grandes sacrificios, pero utiliza otros dispositivos estilísticos. Al principio, elogia a la gente por lo que ha logrado hasta ahora y explica en detalle por qué el enemigo es el enemigo. No deja ninguna duda de que la "guerra total" es inevitable. Pero el final es decisivo, por lo que y ha hecho que este discurso sea un excelente ejemplo de discursos de propaganda acertados. Goebbels citó las afirmaciones de los ingleses y después hizo preguntas retóricas a "las personas representativas", que el público solo pudo responder con vítores y aplausos.

 

 

Otros discursos retóricamente magistrales permanecen en la memoria con una oración: por ejemplo, la de Martin Luther King "I have a dream" o la de John. F. Kennedy's "Ich bin ein Berliner". King inspiró a la gente sobretodo con sus metáforas. Su discurso tenía el sonido y la intensidad de un sermón. Su repetida exclamación "I have a dream" se dirigió al sueño americano, que era omnipresente en los Estados Unidos y que también debería aplicarse a la población negra. Es un manifiesto de igualdad y libertad y su imaginario apenas ha sido igualado. Kennedy también eligió la libertad como tema central de su discurso. A través de la repetición, enfatiza que la ciudad de Berlín encarna la libertad y el muro el fracaso del comunismo. "Soy berlinés" será siempre sinónimo de libertad.

No puedes definir la retórica en una única oración. Es un arte, una ciencia, la base de cualquier comunicación, especialmente la comunicación con un objetivo específico. ¿Qué sería de un abogado si no fuese capaz de arrojar luz diferente sobre un hecho con sus palabras, o de un vendedor que no pudiese hacer publicidad de su producto contra cualquier duda? Por supuesto, un buen discurso utiliza muchas técnicas para lograr el objetivo deseado. Sin embargo, hay discursos que se asemejan a una obra de arte, como el de Martin Luther King en Washington. A pesar de todas las técnicas disponibles, solo unas pocas personas puede escribir un discurso semejante.

 

Gracias por leernos.

Saludos, Helena

 

#alugha

#doitmultilingual

#everyoneslanguage

More articles by this producer

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn more in our privacy policy.