El flujo de trabajo de traducción - 1a parte

El flujo de trabajo de traducción puede ser de varias formas, según la índole y el tamaño de empresa de traducción a que nos refiramos. De manera general, el proceso de traducción se divide en dos tipos de tareas básicas: las del proceso de pretraducción y las del proceso de traducción.

Read this article in: Deutsch, English, Español

Estimated reading time:3minutes

El flujo de trabajo de traducción puede ser de varias formas, según la índole y el tamaño de empresa de traducción a que nos refiramos. De manera general, el proceso de traducción se divide en dos tipos de tareas básicas: las del proceso de pretraducción y las del proceso de traducción. Por supuesto, el traductor puede usar una herramienta TAO para realizar un trabajo más consistente y preciso. Desafortunadamente (o no) la tecnología aún no está preparada para que una traducción suene natural, por lo que solo un traductor humano puede conseguirlo. ¿Cómo? Todo tiene que ver con el encargo de traducción. En este artículo trataremos de mostrar de forma esquemática las fases del proceso de pretraducción, ya que la división en tareas ayuda a optimizar todas las operaciones, que es la base para una mejora de la calidad. 

Durante el proceso de pretraducción debemos preparar los documentos a traducir y tener en cuenta los aspectos técnicos y los requerimientos lingüísticos tanto del texto como del cliente. A continuación os presentamos un listado de los aspectos a tener en cuenta en cada una de las fases del proceso de pretraducción:

Preparación de los documentos, hará falta determinar, entre otros:

  • Las especificaciones del cliente.
  • Posibles cambios de formato.
  • La modalidad de traducción que debe realizarse. 

Aspectos técnicos, deberíamos saber:

  • Si contamos con el software necesario para realizar dicha modalidad.
  • Si utilizaremos una herramienta TAO. 
  • Si seleccionamos una o varias memorias de traducción o creamos una nueva.
  • Si debemos alinear un texto para crear memorias de traducción.
  • Si seleccionamos una o varias bases de datos terminológicas.

En cuanto a los requerimientos lingüísticos, los dividiremos en dos fases: la de análisis externo del texto y la del análisis interno del texto, que realizaremos basándonos en el trabajo de Christiane Nord con el fin de determinar:

  • El autor del texto (quien lo escribe).
  • El iniciador del texto (quien hace el encargo de traducción).
  • La lengua de origen (el idioma en que se redactó la versión original).
  • El público receptor (edad, sexo, nivel educativo, entorno social, origen geográfico, estatus social…).
  • El formato del texto.
  • El lugar y la fecha de la producción del texto y de su recepción.
  • El motivo del texto en la cultura de origen (informar, expresar emociones, persuadir, quejarse…).

Una vez terminado el análisis externo del texto, se debe realizar una lectura atenta con el fin de:

  • Determinar el tema y su relevancia en la cultura meta (la receptora de la traducción).
  • Determinar la relación entre la información que se presenta como nueva y la que se presenta como conocida.
  • Determinar qué dice el texto (contenido) y, sobre todo, qué no dice (suposiciones).
  • Determinar los factores extratextuales (imágenes, tablas, diagramas…).
  • Determinar el tipo de léxico que se utiliza (características léxicas, terminología, registro…).
  • Determinar cómo se construye el texto, el orden de las ideas (coherencia).
  • Identificar el tipo de relaciones que se establecen entre sí (cohesión).
  • Determinar el tipo de frases que hay (simples, compuestas, activas, pasivas…).
  • Determinar el tono del texto (personal/impersonal, formal/informal…).
  • Teniendo en cuenta todas las tareas anteriores, determinar el efecto que se quiere conseguir con el texto, es decir, cuál es su intención para identificar posibles diferencias con la situación comunicativa de destino.

Toda esta fase, la del análisis interno y externo del encargo de traducción nos ayuda a los traductores a captar el sentimiento y el tono para poderlo transmitir del mismo modo al hacer la traducción. Así, según el tono, el contexto, la audiencia, el soporte, etc. elegiremos una palabra u otra, una expresión u otra… Se trata de ser creativo para que la traducción fluya lo más natural posible en el nuevo entorno cultural. Con toda esta información se realiza un trabajo terminológico que consiste en la extracción de terminología para la creación del léxico del proyecto y la búsqueda de equivalentes… ¡Todas estas tareas y aún no hemos empezado a traducir! pero no os preocupéis, en el siguiente artículo entraremos de pleno en el proceso de traducción.

 

Hasta la próxima,

Núria

 

#alugha

#multilingual

#everyoneslanguage

CodeNameViewsPercentage
engEnglish5857.43%
spaEspañol2625.74%
deuDeutsch1716.83%
Total101100%

More articles by this producer

Videos by this producer

MAHLE plant in Mühlacker/Germany

The roughly 3-minute film provides an initial impression of the MAHLE plant and also presents the principles and values that govern the way the team works together on a daily basis. And, of course, it highlights the innovative technologies that find application in the MAHLE thermal management produc