Beneficios de tocar un instrumento para el cerebro

No hay nada que nos una más que la música. Una canción puede ser una de las conexiones inestimables que compartimos con nuestra pareja, puede hacernos llorar, puede hacer que una sala llena de personas extrañas empiece a cantar y bailar a la vez.

Read this article in: Deutsch, English, Español

Estimated reading time:4minutes

¿Sabías que la música tiene muchos beneficios para el cerebro?  Desde mejorar la memoria hasta promover la salud mental y ralentizar la edad cerebral, parece que tocar ritmos y cuerdas es fundamental para reajustar permanentemente el cerebro y enriquecerlo. Recuerda que no basta con escuchar música: es necesario participar activamente en la creación de sonidos para obtener el mayor beneficio. Aquí encontrarás siete beneficios de tocar un instrumento para el cerebro.

Aumenta la memoria

El proceso de rasguear una guitarra, tocar el piano o un instrumento de viento abarca una compleja lista de tareas como el posicionamiento de los dedos y la lectura correcta de las notas musicales. Estas tareas aumentarán tu capacidad de memoria de trabajo y mantendrán tu mente protegida de los efectos de la vejez. Con el tiempo y la práctica, tu cerebro dominará la realización de múltiples tareas simultáneamente sin sobrecargarse y recordarás la información durante más tiempo. No te olvides de conseguir una interfaz de audio para poder grabar música increíble en el ordenador.

Te hace más inteligente

El trabajo activo de dar vida a la música es similar a un entrenamiento de todo el cuerpo en lo que respecta al cerebro. Tocar un instrumento musical involucra todas las partes del cerebro simultáneamente, particularmente los corticos visuales, motores y auditivos. Y, como en cualquier otro programa de entrenamiento, la práctica regular de tocar un instrumento mejora esas funciones cerebrales, lo que se manifiesta en el resto de actividades diarias. Eso explica por qué los individuos que se entrenan musicalmente parecen ser excelentes para resolver problemas, procesar y recordar información durante más tiempo, y también para realizar ajustes para adaptarse a las diversas demandas mentales.

Promueve la empatía

Además de fortalecer los centros de procesamiento de sonido del cerebro, tocar música también expande la capacidad de percibir emociones en el sonido, lo que permite detectar señales emocionales sutiles en una conversación. Con esta habilidad, puedes construir fácilmente lazos significativos y más ricos emocionalmente con aquellos que están cerca de ti. Además, tocar un instrumento ayuda mucho a los niños con autismo a afrontar los desafíos de la percepción emocional.

Garantiza una mejor coordinación

Como ya sabrás, tocar un instrumento requiere una correcta coordinación mano-oído. Con el tiempo, estas elevadas habilidades motoras musicales pueden aplicarse en la realización de otras tareas cotidianas. Un estudio realizado en la Universidad Concordia de Montreal (en inglés) estableció que los instrumentistas adultos que comenzaron a practicar antes de los 7 años realizaron mejor y más rápido una actividad de habilidades motoras no musicales en comparación con sus contrapartes que empezaron más tarde. Además, sus habilidades motoras aumentadas estaban presentes en sus cerebros. Los escáneres cerebrales mostraron conexiones neuronales superiores en las áreas motoras que juegan un papel crucial en la imaginación y la actualización de movimientos físicos. 

Lucha contra el declive cognitivo y la demencia

La música tiene un gran impacto no solo en la mejora de la memoria, sino también en mantener a raya el declive cognitivo. Las investigaciones muestran que los individuos con Alzheimer pueden recordar la música y la información relacionada con ella mejor que con otras materias. Esto sucede debido a la capacidad de la música para dirigirse y activar las secciones cerebrales menos afectadas por la enfermedad.

Promueve la salud mental

Las investigaciones sugieren que quienes tocan instrumentos como saxofones, teclados y violines están más comprometidos mentalmente y menos predispuestos a la ira, la depresión y el comportamiento violento que los que no lo hacen. Parece que llevar el sonido a la vida tiene que ver con la preparación de sus cerebros para mejorar el control emocional y la atención. Multitud de estudios sugieren que tocar música es beneficioso para aliviar el estrés. Los músicos son menos propensos a sufrir problemas relacionados con el estrés, como dolores de cabeza, mal funcionamiento inmunológico, agotamiento o alta presión sanguínea.

Fomenta el procesamiento del habla

Un aspecto interesante de tocar un instrumento es que ayuda al cerebro a procesar los tonos vocales y consonantes del habla. Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) (en inglés) establecieron que los jóvenes pianistas (niños de guardería) pueden diferenciar diferentes tonos y, por lo tanto, diferencian correctamente las distintas palabras que oyen.

Aunque hacen falta más investigaciones para descubrir todos los beneficios de tocar música para el cerebro, su impacto es indiscutible. Así que coge tu instrumento musical y dale a tu cerebro esa afinación tan necesaria. Recuerda añadir sistemas de audio que, para ser perfectos, deben contar con una interfaz de audio.

 

Artículo escrito por Rilind Elezaj. 

More articles by this producer

Videos by this producer

MAHLE plant in Mühlacker/Germany

The roughly 3-minute film provides an initial impression of the MAHLE plant and also presents the principles and values that govern the way the team works together on a daily basis. And, of course, it highlights the innovative technologies that find application in the MAHLE thermal management produc