Cómo funciona Creative Commons y por qué da acceso al conocimiento

El costo de los recursos puede ser una gran barrera para el aprendizaje permanente. Sin embargo, existen iniciativas a nivel mundial para hacer que esto cambie y es útil saber cómo utilizar estos recursos legalmente.

Read this article in: Deutsch, English, Español

Estimated reading time:5minutes

Una de esas iniciativas es Creative Commons, considerada el estándar mundial de las licencias abiertas (en inglés). Expertos legales de todo el mundo y dedicados al dominio público (en inglés) han escrito este estándar . Permiten que los recursos de enseñanza y aprendizaje sean de dominio público. Por lo general, se encuentran de forma digital bajo una licencia abierta y sin otro costo que el del acceso a Internet. Los usuarios de los recursos pueden utilizarlos, adaptarlos y redistribuirlos sin ninguna o pocas restricciones.

Creative Commons cuenta con capítulos estatales en 43 países (en inglés). Los capítulos coordinan el trabajo de los miembros individuales e instituciones en cualquier país que apoye a la Red Global de Creative Commons.

Sudáfrica se encuentra en la cúspide de la introducción de importantes cambios en su legislación de derechos de autor. Un nuevo proyecto de ley está a la espera de la firma del presidente Cyril Ramaphosa. Las licencias abiertas como Creative Commons están definidas en el proyecto de ley, que también establece que: "no prohíbe ni interfiere de ninguna manera con las licencias abiertas o la dedicación voluntaria de una obra en el dominio público".

Los cambios que traerá consigo el proyecto de ley acelerarán el desarrollo de recursos educativos abiertos que proporcionarán acceso gratuito a material de aprendizaje, en particular para los que no tienen acceso a ellos, o para los que no pueden pagarlos. 

Las disposiciones del proyecto de ley abrirán la puerta para que millones de personas tengan acceso a materiales de aprendizaje en diversos formatos. A su vez, esto podría acelerar el desarrollo social y económico, la educación y las oportunidades creativas y permitir que las personas se conviertan en ciudadanos activos.

Un sistema global

Las licencias Creative Commons están presentes en los sistemas legales de todo el mundo (en inglés), y se enmarcan dentro de las leyes nacionales de derechos de autor. Más de 1.600 millones de obras llevan licencias Creative Commons, que son complementarias a los derechos de autor tradicionales y no los reemplazan. 

En la licencia se explica a los alumnos que pueden utilizar la obra de forma gratuita y se les informa de la existencia de restricciones o demás a lo que deban prestar atención o que no tienen que ver con la obra publicada (en inglés).

El uso de las licencias internacionales normalizadas emitidas por Creative Commons ayuda a clarificar lo que se puede hacer con los recursos gratuitos y compartibles. Indica cómo pueden adaptarse a diferentes circunstancias e incluso combinarse con otros recursos.

Es inusual (y poco práctico) que las instituciones creen su propia licencia de derechos de autor para los recursos. La creación de una licencia de código abierto separada para los materiales didácticos crea confusión entre los alumnos, el personal académico y otras personas que no son expertos en derechos de autor y, por lo tanto, no están seguros de lo que se puede hacer legalmente con los recursos.

Además, las licencias hechas a medida pueden entrar en conflicto con los términos y condiciones de las licencias Creative Commons y afectar a la forma de uso del material.

Las licencias Creative Commons tienen un marco jurídico basado en las leyes nacionales de derechos de autor y se presentan en tres versiones diferentes: legibles por máquina, legibles por el usuario y documentos legales.

Las licencias a medida no suelen tener estas versiones, lo que puede presentar problemas en caso de que surja alguna cuestión jurídica. Por esta razón Creative Commons se ha convertido en el "estándar mundial" de licencias abiertas y por ello que debe evitarse la "proliferación de licencias" (crear licencias adicionales, personalizadas o a medida). Cuando los recursos no se han liberado para su uso gratuito bajo una licencia Creative Commons, los usuarios deben tener cuidado de no infringir las leyes nacionales de derechos de autor. Incluso copiar y compartir una pequeña parte de un recurso como un libro de texto protegido por derechos de autor puede ser una infracción legal que dé lugar a un castigo en virtud de las leyes nacionales.

Las cláusulas que a veces se incluyen en las leyes de una nación son de "uso justo" o de "trato justo". Esto permite copiar una pequeña cantidad del recurso, generalmente con fines no lucrativos. Cuando se aplica el "uso leal", es probable que la copia solo sea legal si cumple con cuatro criterios. Pero la ley es compleja y los grandes editores podrían tratar de enjuiciar a las personas cuando crean que los beneficios de la publicación pueden verse afectados negativamente.

El "cómo"

El enfoque más sencillo para los autores que deseen compartir recursos es seleccionar una licencia de las que están disponibles gratuitamente en el sitio web de Creative Commons (en inglés). Una vez seleccionada una de las seis licencias, se anota en el recurso que, si bien los derechos de autor pertenecen al autor o al titular de la licencia, otras personas pueden utilizar el recurso en las condiciones indicadas en ella.

Quien quiera utilizar el recurso no necesita pedir permiso al autor, ya que éste ya ha sido concedido y se puede leer en la licencia.

La búsqueda de recursos con licencia Creative Commons se puede realizar en la página de búsqueda avanzada de Google. La última opción que se puede seleccionar en la página de búsqueda ("derechos de uso") permite al usuario seleccionar el nivel de licencia Creative Commons que se necesita, como "que se pueda utilizar libremente" o "que se pueda utilizar, compartir, modificar libremente, incluso con fines comerciales".

En la página web de Creative Commons (en inglés) se incluye una búsqueda especializada de imágenes. Es importante comprobar los derechos de autor de cada elemento para asegurarse de que el recurso tiene licencia para que se pueda utilizar libremente.

Compartir los recursos que llevan una licencia Creative Commons ayuda a que más recursos educativos lleguen a más personas., lo que puede ayudar a reducir los costos de la educación, a mejorar habilidades y a mejorar la vida de millones de personas. Muchas organizaciones internacionales, entre ellas la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, el Banco Mundial y la Commonwealth of Learning, publican informes y recursos de aprendizaje con licencias Creative Commons.

Artículo escrito por Denise Rosemary NicholsonUniversidad de Witwatersrand (en inglés). Paul G. West, consultor superior en materia de educación, también contribuyó a este artículo.

Artículo reeditado de The Conversation (en inglés) bajo una licencia Creative Commons. Lee el artículo original (en inglés).

More articles by this producer

Videos by this producer

MAHLE plant in Mühlacker/Germany

The roughly 3-minute film provides an initial impression of the MAHLE plant and also presents the principles and values that govern the way the team works together on a daily basis. And, of course, it highlights the innovative technologies that find application in the MAHLE thermal management produc