Escuela para empresas de nueva creación en Silicon Valley: «En San Francisco incluso sirven Kölsch»

El programa Blackbox prepara a empresas de nueva creación a dar el salto mediante talleres en un calendario ajustado. El gerente de alugha, Bernd Korz, ha participado en el programa y ha compartido sus experiencias con nosotros. La primera parte trata de sus sensaciones sobre la metrópolis de la costa oeste y de cómo superó su complejo a dar presentaciones breves o «discursos del ascensor».

Read this article in: Deutsch, English, Español, हिन्दी

La ONG Blackbox, que cuenta con 56 asociados, incluido Google for Entrepreneurs, ofrece varios programas para fundadores que no sean de los Estados Unidos para que puedan incrementar sus posibilidades en el mercado mundial. Los participantes del programa Blackbox Connect, seleccionados a dedo, se reúnen con emprendedores de Silicon Valley, pero también con inversores de capital-riesgo y con mentores profesionales. El objetivo de la reunión es desarrollar las individualidades de los fundadores para prepararlos en las labores ejecutivas en una empresa internacional.

El acceso es limitado: solo los fundadores con un nivel avanzado de inglés y que hayan lanzado un producto en el mercado pueden solicitar uno de los programas. Después de escoger las mejores solicitudes, los encargados de Blackbox se hacen una idea de cada uno de los emprendedores que pasan la 2ª fase y de sus empresas de nueva creación. Si el candidato parece prometedor, el fundador de Blackbox, Fadi Bishara, entrevista personalmente al candidato por Skype. No solo hace preguntas detalladas sobre el concepto del fundador y de la empresa, sino que también responde a preguntas sobre el programa Blackbox. Una discusión interna en Blackbox sirve para ulitmar la lista de participantes.

Hasta ahora, solo ocho emprendedores alemanes han conseguido participar en dicho programa. Esta vez, le ha tocado a Bernd Korz, gerente de Alugha. La empresa, situada en Mannheim, desarrolla y dirige una plataforma en la que puedes publicar vídeos en varias lenguas. Bernd escribió sobre su experiencia en la 19ª edición.

¡Hola, San Francisco!

Empezó el 13 de agosto: desde Worms a Frankfurt y desde allí a San Francisco en avión. Duración del vuelo: 11 horas. Gracias al sistema ESTA y de varias visitas anteriores, todo resultó ir más rápido de lo esperado y salí del aeropuerto después de una hora de haber aterrizado. A pesar de la niebla, llovizna y de vientos fuertes, San Francisco conserva su encanto. Nuevo destino: the Factory. 

The Factory es un edificio antiguo con un ambiente motivador, diseñado para los actos que los participantes van a experimentar en los próximos días. Grandes espacios con distintas áreas para sentarse y reunirse, techos altos, paredes de piedra vista por todas partes y elementos de iluminación excelentes. Su emplazamiento es un sueño, detrás mismo de un hermoso parque con árboles increíbles, por el que vale la pena dar un paseo.

Cuando llegué hice fotos, conocí a los primeros participantes y comí algo. No es fácil encontrar comida vegetariana en los EE.UU., pero va mejorando. Mi recomendación: the Horsefeather. Incluso sirven «Kölsch» y «Radler» (cervezas alemanas). Me tomé una cerveza de jengibre y pasta, simplemente genial, aunque un poco caro.

De vuelta a the Factory, ya habían llegado más participantes y tuvimos la ocasión de charlar sobre temas interesantes. Mi impresión: un grupo muy diverso y 14 días prometedores y fascinantes por delante. A las 23:00, hora de San Francisco, me fui a la cama y pude dormir un par de horas. 

Llegar, entender, pertenecer

Con la sensación del desfase horario, tras el desayuno, nos dejaron una hora para atender a nuestros negocios, es decir revisar correos electrónicos. Después de todo, ya hacía 9 horas que Alemania se había despertado y podían haber ocurrido muchas cosas. Por fin, empezamos a las 10:00.

La sala es fantástica: sillas, sillones, cojines, sillas altas..., una para cada cuál, la comodidad es importante. Llegar, entender el programa y conocer al resto de participantes, esa es la prioridad para hoy. Durante los próximos días todo debería ir de la forma más competente y tranquila posible. 

Nos explicaron banalidades sobre the Factory: se construyó en una roca en 1906, es uno de los pocos edificios que sobrevivió a los terremotos sin casi ningún daño. Al principio, antes de que el edificio se transformase en una pensión, refugiados e inmigrantes vivían en él. Ahora, escribe un nuevo capítulo como centro perfecto para empresas de nueva creación.

«Sin duda, venir aquí fue la decisión correcta».

Después de comer, los anfitriones nos explicaron una vez más qué esperar del programa Blackbox. Sin duda, venir aquí fue la decisión correcta. No me arrepentiré.

Después presentamos nuestras empresas. Durante las presentaciones, se aclararon a partir de qué criterios se habían seleccionado a los participantes. Se trata de la escalabilidad, de la posibilidad de desarrollar cada concepto en Internet. Además de las personas o fundadores que tienen el coraje de seguir adelante.

Más tarde, dos empresas de nueva creación, que ya habían participado en el programa y que encontraron inversores en los EE.UU. después, contestaron a una serie de preguntas. Así, al final del día, tenía nuevas ideas para reflexionar: sociedades de capital riesgo, socios estratégicos, costos o desarrolladores.

Aunque a las 21:00 ya estaba muy cansado, intenté mantenerme despierto para luchar contra el desfase horario. El próximo día sería muy intenso.

Los talleres

Gené Tears no dejó lugar a las dudas en su taller: Silicon Valley aún es el centro de la tecnología y de los inversores. Crunchbase es la mejor herramienta para buscar inversores y tendencias. Tears es la encargada de contenidos en Crunchbase y explicó cómo funciona la plataforma y cómo encontrar proyectos interesantes fuera de los EE.UU.

Datos interesantes:

  • Los fundadores mantienen unas 100 reuniones con los inversores.
  • Que reciben de media 1,3 millones de dólares por inversión.
  • Las inversiones de la serie A se sitúan entre los 6 y los 11 millones de dólares.
  • Las del último estadio: entre 20 y 30 millones de media.

«Es posible describir un proyecto de forma impactante en solo 7 palabras».

También se habló sobre las cuestiones de género existentes en el sector de la tecnología. Solo el 16 % de todos los fundadores y cofundadores son mujeres, y la tendencia se estanca. Sobretodo es así en el Valle (incluso en los países árabes existen más mujeres desarrolladoras).

Después de la sesión con Gené llegó el momento de la verdad. Nuestro instructor durante las siguientes 5 horas fue Bill Joos, de Goto Market Consulting. Bill fue vicepresidente en Apple y IBM y trabajó muchos años junto a Guy Kawasaki. Independientemente de cuánto he aprendido sobre presentaciones estos dos últimos años: si quieres ser perfecto, aprende de los mejores. Esto también es así en el Valle. Tratamos los problemas de presentación que todas las empresas de nueva creación tienen al principio. Aprendimos que es posible escribir un proyecto de forma impactante en solo 7 palabras.

«En una charla con un inversor, deberías ser capaz de describirlo en una servilleta»

No solo trabajamos en discursos del ascensor de menos de 1 minuto, pero también en una presentación de servilleta ficticia. En una charla corta con un inversor, deberías ser capaz de describir tu proyecto, junto a los problemas y los beneficios reales en una servilleta.

Establece puntos, despierta interés, ofrece una charla de seguimiento: en pocos días me di cuenta de lo que había hecho mal durante años en mis conversaciones. Hablaba demasiado y muchas veces sobre cosas irrelevantes. No hacía las pausas necesarias para dejar que las palabras surtiesen efecto. No preguntaba si podía enviar más información. Pronto entiendes por qué las grandes inversiones se hacen en el Valle y no en Berlín.

Mi discurso del ascensor

Haz de tus vídeos un mensaje internacional

¿Sabías que hablamos más de 7700 lenguas y dialectos? Para llegar a billones de personas tienes que producir vídeos en varias lenguas, lo cual resulta muy caro y requiere mucho tiempo.

Con Alugha conectamos a 1,6 billones de personas bilingües potenciales con 100 millones de productores de vídeo y les facilitamos la gestión, traducción y doblaje de vídeos. Nunca antes el tiempo de traducción había sido tan rápido, ni su control, debido a las masas. Además, generamos una increíble cantidad de ingresos a quienes nunca han tenido la posibilidad de ganar dinero.

¿Quieres más información sobre nosotros?

Las presentaciones del texto

El miércoles practicamos las presentaciones: utilizamos nuestros conocimientos sobre presentaciones y lo presentamos a los demás participantes, en una presentación de prueba con nuestro «chupacámara» Bill. Esperaba hacer una presentación del ascensor, pero me tocó hacer una de servilleta. Estaba de pié, detrás de un rotafolio, Bill estaba al otro lado y tenía que venderle el concepto de alugha. 150 segundos llenos de palabras, gestos y emociones. Durante la presentación estaba muy nervioso y pensé que era un completo desastre. 

Pero para mi sorpresa, cuando terminé me aplaudieron y alabaron. Bill afirmó: «Sabes de lo que estás hablando, tienes muchos conocimientos previos y sabes expresar casi todo en pocas palabras». Me pregunté si hablábamos de la misma presentación, y estuve encantado de contestar a las preguntas de los demás participantes. La presentación, mi trauma eterno. Creo que, por fin, lo he superado. Después de dos años en busca de la presentación perfecta, por fin la encontré en San Francisco.

El día finalizó con un discurso del conocido blogger Robert Scoble, en el que nos habló de las escelentes perspectivas del mundo de mañana con el título: «Componentes del ecosistema de la innovación». Tuvimos que presentar brevemente nuestras empresas. Fue admirable descubrir como la percepción y la comprensión sobre tecnología de Robert se reflejaban en sus preguntas. Al instante comprendió en qué consiste y las oportunidades y los riesgos de las empresas jóvenes. La visita de Allen Taylor de Endeavor fue igual de apasionante. El trabajador de la sociedad de capital de riesgo nos ofreció reflexiones impactantes sobre inversores, patrocinadores y enlaces de la industria. Después de este punto del programa acabamos la tarde con una cena.

Lee la 2ª parte en la que Bernd Korz nos cuenta las ideas más importantes de los conocidos emprendedores de Silicon Valley.

#alugha

#Blackbox

#BerndKorz

More articles by this producer

Videos by this producer

1:01
10:00
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn more in our privacy policy.