<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1047100852003296&ev=PageView&noscript=1" />
¿Por qué la postura progresista de Silicon Valley sobre la educación podría salvar al mundo?

La postura de Silicon Valley sobre educación siempre ha sido muy progresista. Se centra en la diversidad y la fuerza de los individuos. Pero ¿solo los niños se benefician de ella o podría esta postura eventualmente salvar al mundo?

Sea cual sea la forma en que lo mire, Silicon Valley es progresista, la educación de Silicon Valley  es progresista. En un contexto político liberal, tiene que serlo. Los progresistas son innovadores inclusivos y reformistas. Más del 80% de todos los trabajadores de tecnología en Silicon Valley son de países extranjeros, al igual que el 95% de los trabajadores agrícolas. La inclusión es obligatoria. La teoría educativa progresista sitúa al niño individual en el centro del ejercicio, con procedimientos informales de clase y estímulo a la autoexpresión. La postura educativa  progresista de Silicon Valley sobre la educación en Silicon Valley abarca ambas perspectivas.

Este artículo define la educación progresista y la distingue de los métodos didácticos tradicionales de enseñanza. Da una breve historia de los orígenes de la educación progresista y luego plantea una pregunta sobre la posición exacta de Silicon Valley. Finalmente, recapitula los hechos para demostrar que la postura progresista de Silicon Valley sobre la educación podría, de hecho, salvar al planeta.

Definición de aprendizaje progresista

La diferencia fundamental entre la educación progresista y el modelo didáctico convencional es que el primero ubica al niño en el centro de los acontecimientos, decidiendo qué aprender y a qué ritmo. Este último modelo tradicional anticuado sitúa al profesor a la cabeza de la clase, enseñando monótonamente sobre los mismos temas a todos en el salón, al mismo tiempo, a un ritmo uniforme y en un solo idioma. Los maestros son individuos inteligentes y cuidadosos que no deben ser reducidos al estatus de zánganos sin mente por paradigmas sociales rígidos y anticuados.

AltSchool es una startup educativa fundada en el 2014 con la misión de permitir que todos los niños alcancen todo su potencial. En febrero del 2007, el fundador y CEO Max Ventilla twitteó, "La diversidad no es tangencial a la misión de AltSchool - es fundamental".

En California, los estudiantes acceden a listas de reproducción en línea en lugar de libros de texto. Mientras que el software está evaluando el progreso de los alumnos, el tiempo del maestro  que tradicionalmente usa para calificar las lecciones se libera para proporcionar una atención más individualizada. No sólo los niños se benefician de la tecnología educativa progresista. De acuerdo con Natasha Singer, en el New York Times, los inversionistas están invirtiendo dinero en clases de idiomas  extranjeros para estudiantes adultos.

 Los orígenes del aprendizaje progresista

La educación centrada en el niño no es nada nuevo. El filósofo, psicólogo y pedagogo John Dewey (1859-1952) fue el fundador americano de la educación progresista. Introdujo la idea de que el conocimiento humano debe estar vinculado a la experiencia social práctica a finales del siglo 19 y principios del 20. En 1953, tras una visita a la escuela de su hija, el psicólogo de Harvard, B. F. Skinner, inventó la "máquina de enseñanza", que permitía a los niños responder preguntas a su propio ritmo.

La Fundación de Educación Silicon Valley se estableció con la misión de transformar a Silicon Valley en un modelo para la mejor educación  pública progresista de Silicon Valley. Aprovechando las alianzas en la comunidad, SVEF ha desarrollado iniciativas y recursos como el 49ers STEM Leadership Institute, iHub y Teacher Innovation Grants.

Ahora, el propio Mark Zuckerberg de Silicon Valley, junto con otros multimillonarios tecnólogos, está financiando y desarrollando un nuevo software para personalizar la experiencia de aprendizaje. La tecnología tiene el potencial de ayudar a los niños de todo el mundo, siempre y cuando el mundo pueda superar los modelos anticuados de enseñanza. No sólo los niños se benefician de la tecnología progresista. De acuerdo con Natasha Singer, en el New York Times, los inversionistas están invirtiendo dinero en clases de idiomas  extranjeros para estudiantes adultos.

¿Dónde está exactamente Silicon Valley?

¿Es Silicon Valley una franja de bienes raíces en el condado de Santa Clara, o es un estado global de la mente? Ya en 1997, John Micklethwait escribió, "prácticamente todos los gobiernos del mundo parecen querer crear su propio Silicon Valley". Sólo Estados Unidos tiene varias copias de Silicon Valley, como Silicon Desert en Utah, Silicon Forest en Oregon, Silicon Alley en Nueva York y Silicon Hills en Texas. El concepto ha emigrado a Egipto, Israel, India, Taiwán y Gran Bretaña, entre otros.

Salvando al mundo

En la India, donde alrededor de la mitad de los niños que abandonan la escuela primaria no pueden leer un texto simple, el software adaptativo puede determinar lo que un niño sabe y estructura sus preguntas en consecuencia. Los estudios han demostrado que los niños que usan este método tienen un mejor desempeño en matemáticas y lectura que en otros países pobres.

¿Puede la educación progresista de Silicon Valley, salvar al mundo? El aprendizaje centrado en el niño, incluyendo el contenido multilingüe para aquellos que lo necesitan, ayuda no sólo a las minorías, sino al mundo en general haciendo que sus talentos y el contenido de sus mentes sean más accesibles. La clave para resolver la atención médica puede residir en la mente de alguien que no habla inglés pero tiene grandes ideas. Lo mismo podría decirse para curar el cáncer, para resolver la crisis energética, para negociar una paz mundial duradera o, quizás, incluso para averiguar cómo manejar la economía para que todos reciban una parte justa del pastel.

#alugha

#doitmultilingual