<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1047100852003296&ev=PageView&noscript=1" />
Cada principio es difícil

Los “inmigrantes” de alugha os informan sobre sus primeros meses en Alemania.

Somos una pandilla de personas multilingües que provienen de diversos países y culturas, tienen raíces extranjeras o crecían en distintos lugares del mundo. Hay también personas en alugha que vinieron a Alemania como adolescentes o adultos y hoy hablamos con estas personas. 

En dos artículos os queremos narrar las primeras impresiones de “los inmigrantes de alugha” en Alemania: ¿Cómo eran los primeros meses en Alemania, en un país extranjero? ¿Bueno o malo?

Comenzamos por orden cronológico.

¿Cuándo viniste a Alemania y por qué?

  • Felipe: Tenía 24 años cuando decidí emigrar a Europa o bien, a Alemania. Quería aprender el idioma para poder seguir estudiar diseño aquí. Mis países preferidos en Europa eran Francia y Alemania. Al principio quería ir a Francia porque tengo familia en Clermont-Ferrand pero no es que todo va según lo previsto.
  • Kasia: Vine a Alemania cuando tenía 19 años para aprender el idioma y trabajar como au pair.
  • Wilgen: Tenía 25 años cuando vine a Alemania en noviembre de 2002. Quería aprender el idioma y realizar una educación superior. Elegí este país porque mi padrastro vivía en Alemania y en Brasil y decidió volver a Alemania.
  • Julia: En 2014, cuando tenía 20 años, estudié un semestre en Alemania. La universidad y el país me han encantado y por eso decidí seguir estudiando en Alemania.
  • Michelle: Tenía doce años cuando vine a Alemania en 2010. Antes viví en Suiza durante nueve años y nos mudamos a Alemania porque mi padre encontró trabajo en la BASF.
  • Maria: Vine a Alemania en agosto de 2016 cuando tenía 22 años. Principalmente para jugar al Club de Hockey de Mannheim y también para crecer personalmente. Por primera vez vivo sola y lejos de casa.

Los pensamientos son libres, pero queremos saber...

Recuérdate: ¿Cuáles fueron tus primeros pensamientos y en qué medida han cambiado?

  • Felipe: La burocracia me ha creado una cierta confusión pero después de un tiempo se acostumbra a ella - la gente fue siempre capaz de adaptarse a las circunstancias.
  • Kasia: ¡Muchas cosas eran diferente a mi país de origen! Aún disfruto de la diversidad.
  • Wilgen: Pensé que aprendería el idioma fácilmente, pero no era tan fácil. He necesitado un tiempo y todavía estoy aprendiendo.
  • Julia: Cuando vine a Alemania, pensé: Wow, todo está muy ordenado, puedes confiar en la puntualidad de los medios de transporte. Poco a poco me di cuenta de que no todas las cosas son tan perfectas como parecen a primera vista.
  • Michelle: Si no nos mudáramos tendría que cambiar de escuela de todos modos, porque mi tiempo en la escuela primaria terminó. Así que estaba deseando un nuevo comienzo. Además, para mí, Alemania fue el país donde se produjo Nickelodeon, jaja. Por supuesto, eché de menos a mis amigos, pero ya empezamos a hacer planes sobre visitas. Hoy, me siento realmente conectado con Alemania, porque estoy pasando bastante tiempo de mi juventud aquí.
  • Maria: No hablo alemán, así que cuando llegué no entendí nada y fue más complicado comunicarse con la gente del equipo. Pero 8 meses más tarde, a pesar de la dificultad de la lengua, conocí gente nueva y puedo decir que me siento como en casa. Defino Mannheim como una ciudad pequeña pero acogedora.

A menudo se conecta un cierto tiempo con ciertas experiencias. ¿Y los alughanos?

¿Has tenido una experiencia especial durante tu primera estancia en Alemania?

  • Felipe: En comparación con Santiago de Chile, el invierno fue bastante diferente con toda la nieve. Santiago está situado en un valle pictórico, rodeado de rocas. Por lo tanto, es más suave que en los Andes, que ofrecen las mejores zonas de esquí durante el invierno.
  • Kasia: Nostalgia sin fin
  • Wilgen: No ...
  • Michelle: Las vacaciones escolares alemanas son diferentes a las de Suiza. Cuando llegué, las vacaciones escolares en Suiza casi habían terminado, pero las de Alemania comenzaron, lo que significa que tuve tiempo libre para casi tres meses, lo que me pareció fantástico.
  • Maria: Cuando vine aquí, viví con dos chicas del equipo, pero 3 semanas más tarde me mudé a un nuevo piso con una jugadora irlandesa. El piso estaba vacío, así que compramos todos los muebles en IKEA y lo trajimos en casa. Después de eso, me lesioné y perdí 4 partidos de la temporada !! Fue un tiempo molesto porque no pude jugar, pero al menos tengo un piso con todas las cosas

Lo que nos interesa...

Siendo honestos: ¿Por qué te quedaste? 

  • Felipe: Puedes probar mucho durante toda tu vida, pero si inviertes tiempo, paciencia, propósito, nervios, dinero y pasión, debes alcanzar tu meta antes de comenzar un segundo plan en otro lugar. 
  • Kasia: Tenía una universidad aquí.
  • Wilgen: Al principio, mi mamá y mi padrastro estaban aquí. Después fundé mi propia familia.
  • Julia: Simplemente no quería regresar. Vi más opciones de desarrollo profesional aquí en Alemania.
  • Michelle: Creo que esta pregunta es respondida por sí misma Mi familia y la mayoría de mis amigos viven aquí. Quizás no vaya a vivir aquí para siempre, pero creo que una parte de mí siempre estará aquí.
  • María: Me quedé porque me divierto muy bien jugando al hockey. La liga es mucho mejor y puedo mejorar mucho. Además, vamos primeras en la liga, así que si seguimos trabajando, podría ser un gran año.

Ciertamente, se necesita tiempo hasta que se llega en su nuevo hogar. De ahí la ahora siguiente pregunta nos pareció ser apropiado.

¿Qué sugerirías sobre nostalgia?

  • Felipe: Lo único que echo de menos en casa es la cohabitación o más bien la vida familiar. Si vives solo, a veces los fines de semana se hacen más largos y sientes que falta algo. Por ejemplo el almuerzo típico en la terraza, junto con la familia. La mejor receta contra la nostalgia es estar ocupado.
  • Kasia: Desde que Alemania se convirtió en mi segunda casa, ya no hay más problema con la nostalgia
  • Wilgen: Siempre me mantengo en contacto con familiares y amigos. Hoy - con WhatsApp - todo es fácil ...
  • Julia: No tengo ninguna. Extraño a mi familia y amigos. 
  • Michelle: Como dicen: "No se trata de cuánto tiempo tienes, sino de lo que estás haciendo con él". Creo que esta declaración se puede transferir a muchas cosas, también a la residencia actual. Mantente en contacto con personas que son importantes para ti y haz lo que te gusta. Es secundario donde estás.
  • Maria: Desde que me mudé a Mannheim, no siento nostalgia porque la gente me ayudó a sentirme como en casa, y estoy muy agradecida por esto. Para mí, es lo más importante. Por lo tanto, yo sugeriría ser extrovertido y amigable.

Ese fue nuestro primer golpe - el segundo llegará pronto! Esperamos que el artículo pueda ayudar a todos los recién llegados en Alemania, o en cualquier otro país, y muestra, que al principio las dificultades más pequeñas o más grandes no son nada malo, incluso después son graciosas! 

Saludos de tu equipo multilingüe de

#alugha

#doitmultilingual