<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1047100852003296&ev=PageView&noscript=1" />
¿Qué es más importante: tener experiencia profesional o tener capacidad para aprender?

¡La experiencia no lo es todo! Se necesita algo más: inteligencia emocional, capacidad para trabajar en equipo e interés de superación continuo son características esenciales para el éxito profesional.

Actualmente, podemos observar que se despide a profesionales con una dilatada experiencia profesional, lo cual nos muestra que la experiencia por sí sola no basta. El mercado prefiere trabajadores jóvenes debido al alto nivel de sus competencias profesionales, aptitudes y actitudes. 

Tener experiencia profesional es una gran ventaja en el mercado laboral, pero no es determinante. Se necesita tener algo más. Actualmente, las empresas valoran más la inteligencia emocional, la capacidad para trabajar en equipo o el interés de superación continuo. Estas tres cualidades, características de la nueva generación, son esenciales para el éxito profesional. 

Muchos profesionales se acomodan y desmotivan en cuanto llegan a una posición determinada. Estas particularidades, junto a la falsa creencia de que ya se sabe todo, son obstáculos para poder desarrollarse profesionalmente. «Nadie lo sabe todo y lo que sabes hoy puede que mañana ya esté obsoleto», advierte Ricardo Karpat, director de Gábor RH y columnista de Catho. 

Para ser competitivo en el mercado laboral y poder ocupar una vacante, el trabajador con experiencia debería mantenerse al día en su profesión, realizando cursos o leyendo artículos. También es crucial estar motivado y aceptar nuevos retos constantemente. 

Un profesional con menos experiencia puede ganar puntos si se centra en su comportamiento y en las calificaciones académicas y destaca su motivación y capacidad de aprender rápidamente. 

En tiempos de cambios constantes en el mercado laboral, el comportamiento es cada vez más importante. Según Karpat, es importante que se ocupe de su modo de actuar con asesoramiento, charlas y terapia. 

Hoy en día, un profesional no necesita esperar que aparezca una señal que haga necesaria la formación, ya que estas señales están ahí constantemente. «Los profesionales deberían estar contentos con el pasado y descontentos con el presente, con un deseo constante de construir un futuro mejor. Quienes tengan esta manera de pensar serán siempre competitivos», concluye Karpat. 

¡Espero que te haya gustado el artículo! Puedes hacer comentarios a continuación. Si quieres que publiquemos tu artículo, escríbenos a: gastbeitrag@alugha.com.

Wilgen y tu equipo alugha

#alugha

#doitmultiligual

#RicardoKarpat