<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1047100852003296&ev=PageView&noscript=1" />
La historia de alugha

Del concepto creado por padre e hijo a la visión de futuro

¡alugha goes MHC! En diciembre 2016 podemos llenar cuatro páginas de la revista del MHC. Os mostramos un pequeño fragmento del texto y al mismo tiempo contestamos la pregunta emocionante: ¿de dónde viene la genialidad que se llama “alugha”?

Mayo 2012: Si esto ya no existe… lo haremos nosotros mismos. Así se podría describir el “nacimiento” de alugha. Los requisitos eran banales y complejos al mismo tiempo. Un vídeo con varios idiomas en línea - así como en un DVD. Pero la posibilidad de publicar sus vídeos de forma multilingüe no existía en Internet; ni en YouTube ni en otras plataformas. La idea en la cabeza fue el primer paso hasta la plataforma de vídeo denominada alugha.

 

 

Una familia

Bernd Korz, en aquel tiempo cofundador de una empresa de software en Mannheim, es una persona incansable, aplicada, motivada y determinada. Además del trabajo, es su afición: crear vídeos explicativos para su canal en YouTube. En estos vídeos explica temas matemáticos, cómo se construye un muro, limpiar el ordenador y superar otros temas diarios. Los vídeos son populares y algunos tienen incluso más de 100.000 clics, pero todo eso no es suficiente para Bernd Korz.

“En mi opinión el saber es algo que se debe compartir.”

Cuando recibe demandas por vídeos en inglés, no ve ningún problema. Por el momento. Pero ni subtítulos ni un canal adicional en inglés fueron soluciones y por eso comenzó añadiendo “simplemente” otras pistas de audio a sus vídeos. Pero eso no fue posible en YouTube. Mientras daba un paseo con su esposa y sus perros se le ocurrió la idea. Reflexionaba, notaba, pulía y escribía y finalmente presentó su idea en la empresa de software. Gregor Greinert también tomó parte en esta presentación y juntos decidieron solicitar una oferta para el desarrollo de un prototipo: 100.000 €. Con ello el proyecto pareció un fracaso.

“No olvidaré jamás el momento cuando Niklas vino en el salón”

El señor Korz estaba frustrado y al cenar con su familia, explicó su gran decepción. Su hijo de 15 años, Niklas, también estaba sentado en la mesa. Niklas es un genio con las computadoras y estaba entusiasmado con la idea. Tampoco no quiso aceptar el fracaso. Por eso, construyó un prototipo él mismo durante un fin de semana. Así, desencadenó el proyecto con éxito.

“¡Jamás pensé en darme por vencido!”

Hoy en día, alugha cuenta con alrededor de 30 trabajadores y desde hace más de dos años, se ocupan del desarrollo de la empresa. Hasta hoy hemos dado muchos pasos hacia la independencia y hemos logrado mucho: alugha trabaja con su propio reproductor de vídeos y un editor de audio. Así, la empresa evita gastos suplementarios debido a programas adicionales. En junio 2016 nos despegamos de Wordpress y comenzamos a publicar nuestros artículos con la ayuda de nuestro propio sistema de blogging. ¡Pero está claro que eso no fue todo!

La amistad

Hoy en día no estaríamos aquí sin la vieja amistad entre Bernd Korz y Gregor Greinert, cuya familia decidió participar en el proyecto en abril 2014. Desde hace mucho tiempo, los Greinerts apoyan también el club de hockey de Mannheim(MHC). Y eso nos ha conducido aquí.

Ahora conocéis la historia de alugha. Estamos orgullosos de presentarla en la revista oficial del MHC y, por supuesto, en nuestro blog.

¡Lillifee y el equipo de alugha os desea una buena semana!

#alugha

#doitmultilingual