<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1047100852003296&ev=PageView&noscript=1" />
¿Cuáles son los beneficios de un cerebro bilingüe?

A parte de que viajar resulta más fácil, un cerebro bilingüe también funciona diferente. ¡Te explicamos cómo!

Es obvio que saber más de un idioma puede hacerte la vida más fácil tanto en los viajes de negocio como en los de placer. ¿Pero hay más ventajas? ¡Sí! ¡Un cerebro bilingüe también funciona diferente!

La capacidad lingüística se suele medir en dos partes activas, la escritura y el habla, y en dos partes pasivas, la lectura y la escucha. Aunque los bilingües perfectos utilizan en general habilidades casi similares en ambos idiomas, las utilizan en proporciones distintas. Depende de la edad en que se aprenda la segunda lengua.

Los bilingües compuestos desarrollan dos tipos de códigos lingüísticos de manera simultánea (bilingüismo simultáneo temprano) y funcionan con un único conjunto de conceptos cuando empiezan a procesar el mundo que los rodea. Los bilingües coordinados trabajan con dos conjuntos de conceptos. Por ejemplo, usan idiomas distintos en casa y en la escuela. Los bilingües subordinados aprenden otra lengua y la filtran mediante su lengua nativa.

Sea cual sea la edad, ser políglota es beneficioso. No solo genera una mayor densidad de materia gris, que contiene la mayoría de neuronas y sinapsis cerebrales, sino que aumenta la actividad en otras regiones. El bilingüismo funciona como un entrenamiento intenso para el cerebro. A lo largo de la vida, también puede ayudar a retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer y la demencia senil hasta 5 años.

Estudios recientes demuestran que cambiar de un idioma a otro provoca más actividad en la corteza prefrontal dorsolateral. Esta es la parte del cerebro que juega un papel importante en la función ejecutiva, en la resolución de problemas, en la alternancia de tareas y en la concentración junto a la supresión de información irrelevante.

El bilingüismo hace que el cerebro goce de buena salud, sea más complejo y tenga una participación más activa. Aprender un idioma extranjero es siempre un reto. Sin embargo, este aprendizaje resulta más fácil si al nuevo idioma le añadimos emociones de sentidos como la vista, el oído o el tacto. Con nuestros vídeos multilingües, en alugha creamos la base perfecta para, por ejemplo, consolidar tus conocimientos del idioma a través de canciones o para aprender una lengua desde cero.

Además, si no has tenido la suerte de aprender una segunda lengua de niño, nunca es demasiado tarde, porque ¡con un poco de esfuerzo ganarás mucho!